Para cualquier familia, la decisión sobre el sistema de calefacción y producción de agua caliente que va a incorporar su vivienda es muy importante, por ser irreversible durante muchos años y afectar de forma directa a su bolsillo. No tanto por la inversión en la instalación, como por el consumo energético y su coste.

¿Qué debemos exigir al sistema de calefacción elegido?
La calefacción y/o el agua caliente de su vivienda debe ser sumamente confortable, de coste muy asequible, sencilla de instalar, sin peligro de fugas, adecuada para su uso en viviendas con niños y personas mayores, limpia, sin humos, respetuosa con el medio ambiente, que no consuma oxígeno, que no requiera mantenimiento ni revisiones periódicas y programable.

La gran mayoría de aparatos que contribuyen a hacer más confortable y seguro el hogar funcionan con electricidad, habiéndose creado una falsa imagen de costes elevados en su uso para la calefacción eléctrica. El usuario sin saberlo está pagando más cara su calefacción a gas que si usase calefacción eléctrica de bajo consumo, aunque su imagen sea la opuesta, y a además sin que ello le reporte beneficios, sino que muy al contrario, le impide aprovechar las numerosas ventajas que ofrecen, precisamente por funcionar con electricidad.

Por ejemplo, probablemente el usuario desconoce que en el último año, el precio del gas se ha revisado cada tres meses, con una subida total del 15%, desde enero hasta el 27/10/05, y que con la legislación actual, la energía eléctrica no puede subir más del 2% anual, según se especifica en el RD 1432/2002 de 27 de diciembre. Igualmente es probable que desconozca que la ley obliga, por motivos de seguridad, a revisar la instalación de gas cada cierto tiempo.

Sin Calderas
Fácil Instalación, sin obras. Sin contaminación, ecológica. Sin mantenimiento. Reducción de hasta el 50 % de consumo respecto de los sistemas tradicionales.

Sin Obras
Instalación sencilla y rápida atornillando a la pared dos pequeños soportes. Sin obras, sin depósitos, sin calderas, sin tubos, sin rozas y sin chimeneas. En 3 horas se realiza una instalación completa en un piso medio. Divisible en elementos modulares, según la necesidad de cada habitación.

Sin gastos
Bajo consumo debido a la baja potencia absorbida de los emisores térmicos: aproximadamente un 50 % menos que los emisores tradicionales. Alto rendimiento, por las especiales características de su fluido térmico. Inercia térmica: en un uso continuado en 10-12 horas de emisión de calor, el consumo de energía raramente supera las 5 horas... Emisores independientes para calentar sólo los espacios que necesitamos.

Sin contaminación
No altera ni reseca el ambiente.
No contaminante.
No produce gases ni humos.
No emite ningún residuo.
No ensucia el medio ambiente.

Sin calderas
No utiliza combustible.
No depende de depósitos, canalizados, etc.
No emite olores.
No mancha las paredes.
Instalación sin complicaciones.

Sin complicaciones
Los emisores térmicos no queman al tocarlos. Fluido de alta inercia no tóxico y no corrosivo.

Sin mantenimiento
Emisores térmicos fabricados en aluminio inyectado y materiales de primera calidad, inalterables al tiempo y a la corrosión. No precisa mantenimiento de por vida.

 


CLIMATIZACIONES DÉNIA, S.L.
Ctra. Dénia-Ondara, km. 1. · 03700 Dénia (Alicante)
Tel. / Fax: 966 424 169 ·
info@climatizacionesdenia.com